enEnglish

Comer sano en la oficina no es fácil, y mucho menos hacerlo todos los dias… El rollo healthy se convierte en una tarea  algo más complicada al querer hacerlo a diario, entre semana, cuando estás hasta arriba de trabajo, llegas tarde a casa y lo último que te apetece es cocinar y dejarlo todo listo para el dia siguiente. Es muy fácil que se convierta en una tarea titánica!

Prepara la comida, los tupper, cárgalos contigo todo el dia… Un rollo.

Siempre está la opción de comerte una ensalada por ahí. Pero es sano?

En Singapur las opciones de comida local son muchas y muy baratas. Pero hay un vacío enorme de comida sana. Cuando encuentro algo más sano para comer es bastante caro, y si es algo que vas a consumir todos los dias, al final los gastos se disparan.

Además, nunca sabes qué ponen exactamente en la comida ni qué aceites utilizan. El aceite de oliva virgen extra no está precisamente a la orden del dia en Asia…

Para mi la mejor opción es cocinar en casa y llevarme la comida a la oficina en mi tupper. Un plato casero siempre va a ser más sano y más barato que comer fuera. Eso es así.

Así que si notas que los dias de trabajo comes peor y quieres intentar mejorar esas comidas y además ahorrar dinerito, este post es para ti. how to eat healthy at the office

Bueno, tengo que admitir que no soy perfecta y que esto no lo llevo a rajatabla. Me permito como mucho 2 dias comer comida “sana” de restaurante, aunque preferiblemente sólo uno. Siempre intento tener conmigo un plato sano y nutritivo la mayoría de los días.

Para mi lo más difícil es decidir qué comer y planificarlo todo. Cocinar me encanta, así que tengo la suerte de que eso a mi no me cuesta trabajo. Bueno, no siempre. Como mucha gente, trabajo a jornada completa y algunos dias llego a casa y lo único que me apetece es tumbarme en el sofá y poner la serie de turno en Netfilix.

Pero el duende cocinillas no pasa por mi casa, y como no mueva yo el culete y me ponga a cocinar, no lo va a hacer nadie por mi. Así que durante estos años que llevo en el mundo corporativo, he ido perfeccionando un sistema que hace que todo este proceso sea mucho más fácil.

Así es como lo hago:

LOS LIBROS DE COciNA

En los últimos años me he obsesionado un poco con los libros de cocina sana en versión Kindle. De hecho, algunos de estos libros han cambiado mi alimentación por completo. Gracias a ellos, ahora como mucho más sano que antes.

Los motivos por los que prefiero adquirir los libros en versión Kindle son varios: salvar unos cuantos árboles, evitar acumulación de libros en casa, no cargar peso de un lado a otro y tenerlos siempre a mano. Así los puedo consultar siempre que quiera en mi móvil o en la tablet. Sí, la app se sincroniza con todos los aparatos que quieras. Me encanta!

Además es muy útil tenerlos a mano cuando tienes alguna receta en mente y quieres pasar por el super porque se te ha olvidado algún ingrediente. Abres la app en el teléfono y miras la receta. La verdad es que yo lo hago muy a menudo. Lo prefiero mil veces al libro en papel.

how to eat healthy at the office

Planificación

Es muy importante ser consciente de que si no planificas, es muy difícil comer sano todos los dias. Tienes que saber qué vas a comer para tener los ingredientes a mano. Si no tienes en mente una idea de cómo van a ser tus menús, es muy probable que acabes comiendo lo primero que pilles y que no sea muy sano. A mi me ha pasado y por eso creo que es importante mencionarlo.

Normalmente me reservo un par de horas los domingos para organizarme: escojo las recetas, hago la compra y a cocinar. Con 2 horas suele ser suficiente.

Escoge las recetas

Organizo todos los libros en la app de Kindle por colecciones. Tengo una colección de libros de cocina que ve la luz todos los domingos cuando me pongo a ver qué me apetece cocinar esa semana, teniendo en cuenta los ingredientes que ya tengo en casa. Normalmente miro los libros de JS HealthDeliciously Ella que son de mis favoritos por la simpleza de las recetas y el valor nutricional que aportan (os dejo los enlaces a la página web porque los libros que me gustan no están traducidos al español. Pero si os enteresa los tenéis aquí y aquí) 

how to eat healthy at the officePLAN DE COMIDAS

Suelo hacer un planning sólo de lunes a viernes. Así se me hace todo más sencillo y no me agobio. El fin de semana no lo incluyo porque o cómo o ceno fuera o estoy en casa y puedo cocinar algo rápido. Lo escribo todo en una libreta pero hay un montón de planificadores muy chulos con una plantilla ya hecha que sólo hay que rellenar y que quedan muy monos en la puerta del frigo de casa.

Escribo lo que voy a tomar para desayunar, comer, cenar y snacks para picar entre horas. Planificar los snacks para mi es esencial porque en mi oficina hay un armario lleno de galletas, patatas fritas y todo tipo de guarrerías a las que es muy fácil echar mano si no traigo algo preparado de casa.

Mis snacks favoritos son hummus casero con una tortita de arroz integral, un puñado de frutos secos naturales (sin freir ni hornear con sal añadida) o una o dos bolitas energéticas caseras (yo hago un montón, las congelo y las voy sacando poco a poco. Tengo snacks para dos o tres semanas!). Todo esto es fácil tenerlo en el frigo de la oficina o en un cajón guardado en un tarrito de cristal. Si no tienes frigo puedes traerlo de casa en tu bolsita con la comida.

HACER LA COMPRA

Cuando tengo claro lo que voy a comer esa semana, me hago una lista de la compra en el móvil (uso Google Notes), cojo mi bolsa reutilizable y voy al super a comprar los ingredientes que me faltan.

Algunos productos son difíciles de encontrar en supermercados normales, así que también hago una compra por internet una vez cada dos semanas o así. Lo malo de comprar online es que te llenan la caja de bolsas de plástico innecesarias. Al menos en Singapur es así, y no lo puedo soportar. Si el sistema te lo permite puedes añadir una nota para pedir que no pongan bolsas de plástico.

A COCINAR

La falta de tiempo no es una excusa. Una cosa es que no te guste cocinar, pero si estás leyendo esto es porque te gusta comer sano. Y para eso hay que cocinar.

Si te planificas, tienes tiempo de hacerlo, igual que tienes tiempo de hacer otro montón de cosas durante el día. Y ya que te pones, haz bastante cantidad cada vez que cocines. Lo suficiente para dos o tres raciones. Así te ahorrarás un MONTÓN de tiempo y evitas tener que cocinar todos los dias.

Cuando hagas la cena, llévate una ración al dia siguiente para comer a la oficina. Si has hecho de sobra guarda el resto en un tupper en el frigo y te durará dos o tres días.

Pero si eres un poco maniático como yo y no te gusta repetir comidas muy seguidas, congela lo que te haya sobrado en distintos tupper y lo vas sacando cuando te apetezca. Así también tienes resuelto algún menú para las siguientes semanas.

Aunque no te guste cocinar, intenta ponerle un poquito de amor a las comidas que hagas. Utiliza los ingredientes y especias que más te gusten. La clave es que cuando llegue la hora de comer en la oficina estés deseando echar mano de la comida sana, nutritiva y deliciosa que  que te has traído de casa.

how to eat healthy at the officeEXPERIENCIA DE LUJO (dentro de lo que cabe)

Dile adiós a los tupper de plástico y hazte con unos de cristal. Es mucho más gratificante comer en cristal, pruébalo y no volverás al plástico.

Garantizado.

No hace falta que los tires a la basura, puedes reutilizarlos para congelar o para poner otras cosas. Pero para comer de ellos mejor los de cristal. Es lo más parecido a comer de plato.

Además también es mejor para el medio ambiente. Un tupper de cristal te durarán para siempre (a no ser que se te caiga y se rompa, claro), mientras que el de plástico, incluso los que son libres de BPA, en seguida se ponen feos y no querrás usarlos.  Porque la verdad es que no apetece nada comer de ahí. Parece que deslucen la comida un poco, no?

Y por último, vete fuera de la oficina a comer. A un parque o a cualquier otro sitio que te guste. Respira aire fresco y disfruta de tu comida casera y deliciosa!

Tú también te llevas la comida a la oficina? Tienes algún otro consejo para añadir a esta lista? Déjalo en los comentarios! 🙂

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

A %d blogueros les gusta esto: