enEnglish

Holaaaa!

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que publiqué un post! Pero una buena razón 🙂

Me fui de vacaciones a España y lo dejé todo para centrarme en pasar el máximo de tiempo posible con mi familia y amigos (me lo pasé pipa, por cierto) y cuando volví a Singapur tuve un jet lag horroroso, despertándome cada dos horas todas las noches e intentando adaptarme al horario de oficina como podía. Eso sí, estaba allí la primera porque a las 6 de la mañana mi cuerpo decía que ya no se dormía más…Una tortura!

Volver a la normalidad lleva su tiempo después de unas largas vacaciones con tanta diferencia horaria (7 horas), y el cuerpo y la piel son los que sufren las consecuencias de tanto cambio. He de reconocer que mi alimentación en España tampoco ha sido la más adecuada. Cuando estoy de vacaciones me suelo centrar en disfrutar y no preocuparme por nada y menos en España, con tanta comida rica y vino delicioso que no tengo en Singapur! Así que lo tengo asumido, gano un poquito de peso, me salen algunos granitos y la piel se deshidrata un poco por el cambio de temperatura y los aviones. Tampoco he bebido mucha agua (y sí que he bebido mucho vino… ñam ñam), y como estaba todo el dia corriendo de un lado a otro pues también dejé un poco de lado el cuidado de la piel…  Cosas que pasan! 

El pasado noviembre tuve la suerte de que la relaciones públicas de Biconi me regalara el set de piel radiante  Biconi Radiant Skin Bundle set, que incluye un jabón limpiador facial y un serum, ambos fabricados con ingredientes naturales y de procedencia ecológica y que he estado utilizando desde entonces. Si llevas un tiempo leyéndome por aquí, seguro que sabes que me encantan los potingues y probar cosas distintas, pero desde hace un tiempo estoy poco a poco simplificando mis rutinas, utilizando menos productos y mirando mucho que los ingredientes sean naturales y libres de tóxicos. Y si son de agricultura ecológica  mucho mejor. 

Nunca había probado nada de Biconi y no quería escribir sobre las primeras impresiones de los productos, porque pienso que es fácil cambiar de opinión y prefiero escribir cuando ya tenga claro lo que pienso y te pueda dar una opinión formada, sea buena o mala, que de todo hay.  Todos los productos que voy a mencionar los llevo usando un tiempo. En concreto el jabón limpiador y el serum unos tres meses así que ya te puedo contar qué tal me van a mi. Los otros dos productos los llevo usando más de 3 meses pero de manera intermitente. 

Creo que es importante decirte que todos los productos que menciono en este post están hechos en Singapur, y aunque no están disponibles en España, sí que se pueden conseguir a través de internet. Te iré dejando los enlaces por si te interesan.

La verdad es que comprar algo hecho en Singapur y mandarlo al otro lado del mundo  no es lo más ecológico por el tema de la huella de carbono, si te preocupa ese tema. Pero lo cierto es que los precios de estos productos al pasarlos a Euros están genial, y la calidad es máxima. No digo que en España o Europa no haya productos de la misma calidad, pero como no los he probado, no te lo puedo decir. Lo que sí que sé es que en este blog sólo recomiendo  productos de calidad muy alta con ingredientes naturales y que yo misma he probado y me funcionan. Además, ya hay millones de blogueras en Europa que te recomiendan productos europeos, no? Aquí tienes un plus, y es que puedes encontrar cosas más exóticas y “tropicales” 🙂

Por si te sirve de guía, mi tipo de piel es mixta y sensible. Se deshidrata mucho con cambios de temperatura aunque tenga zonas grasas, así que siempre intento hidratarla muy bien y utilizar productos no agresivos.

Aclaración: aunque he tenido la suerte de recibir algunos de los productos mencionados  como regalo por el simple hecho de tener un blog, nunca me han obligado a escribir un post a cambio de los productos Todo lo que escribo aquí está basado en mi propia experiencia y es mi opinión personal, sin ningún tipo de influencia. Tampoco hay enlaces de afiliación. 

organic skin care routineEl caso es que me volví a Singapur con la piel bastante regular, y después de volver a utilizar estos productos a diario otra vez, me ha mejorado muchísimo. Se me han ido los granitos y la tengo mucho más hidratada y luminosa. La verdad es que me encanta saber que utilizo productos naturales que funcionan! 

Por supuesto volver a comer sano, dejar de beber alcohol y beber muchísima agua ayuda bastante a mejorar la condición de la piel. Pero también sé que simplificar la rutina facial y que los ingredientes sean de calidad, ayuda mucho a que la piel se vea más bonita.  

-Corro a la cocina para beberme un vaso gigante de agua para predicar con el ejemplo-

Bueno, que ya no me enrollo más  y te cuento qué es lo que he estado utilizando estos últimos meses para deshacerme de los granitos y tener la piel más sana y luminosa: 

Paso 1: Limpiar la piel

Por la noche primero me quito el maquillaje con el limpiador  Magic Wipe de FRANKSKINCARE, que es un limpiador a base de una mezcla de aceites naturales, de cultivo ecológico y súper hidratantes que cuanto más lo uso más me gusta. Al principio el olor me parecía un poco raro pero ahora me he acostumbrado y me encanta.  Con este aceite me echo un par de pulsaciones en la mano y froto las dos manos para calentarlo. Después lo masajeo por toda la cara y por los ojos y me quito lo que sobra con la toalla de bambú que viene con el bote, humedeciéndola previamente en agua templada. Se queda una piel limpita y super hidratada, sin restos de maquillaje. Tienes un post sobre este aceite y otros productos de la misma marca aquí.

Un paso importante para tener la piel sana es limpiarla muy bien sobretodo antes de irnos a la cama. Por eso me gusta hacer una doble limpieza los dias que llevo maquillaje. La segunda limpieza la hago utilizando la pastilla de Biconi, Radiant Skin Cleanser Bar una vez que me he quitado el maquillaje. Si no te has maquillado o usas muy poco, no necesitarás doble limpieza, pero bueno, creo que tampoco está de más.

Lo que hago es poner la pastilla debajo del agua templada, frotarla con las manos y masajear la cremita por toda la cara, tomándome mi tiempo para que los aceites penetren en la piel. Después me aclaro la cara con agua limpia y me la seco con cuidado con una toalla también limpia (la cambio cada dos o tres dias para evitar el contacto con bacterias y que no me salgan granitos). Esta pastilla limpiadora también es genial para las mañanas que vamos con prisa si la dejas en la ducha.  

La pastilla viene en una cajita de carton reciclable (bonus!) y protegida con una capita de film transparente, que aunque no sea lo ideal, es comprensible, ya que la pastilla es muy blandita, por estar hecha con ingredientes naturales. En la caja también viene una bolsita de red, para colgarla en la ducha o llevártela protegida al gimnasio o de viaje. Yo personalmente no la encuentro muy práctica y no la uso. Prefiero dejar la pastilla en la ducha y no llevármela a ningún sitio. Soy así de vaga, si 🙂  

El hecho de que sea una limpiadora en formato pastilla hace que sea mucho más duradera. Yo la he usado a diario durante los últimos tres meses (menos cuando estuve en España que no me la llevé) y todavía queda suficiente como para unos 3 meses más.

Efectos según la marca:  protege la piel de la contaminación medioambiental, limpia los poros en profundidad y ayuda a mejorar el tono de la piel. Aclara zonas pigmentadas o con manchas y deja la tez con una luminosidad radiante. Ayuda a suavizar las lineas de expresión y reduce inflamación.

Mi experiencia: yo no tengo pigmentación ni manchitas así que no puedo opinar sobre ese punto, pero sí que he notado que mejora el tono de la piel, se ve con mejor tono y  más luminosa. Es muy suave y deja la piel flexible e hidratada, no como otros limpiadores en pastilla que dejan la piel tirante y reseca. También he notado que reduce la inflamación, ya que los granitos desaparecen enseguida. Así que para mi sí que hace lo que dice en la cajita 🙂

Ingredientes*:  contiene un montón de aceites naturales que son hidratantes y con propiedades antibacterianas y anti-edad. Aceite de oliva, de camelia, de coco, de semilla de girasol, etc. Pero también tiene otros ingredientes que me ha parecido interesante comentar, porque no son tan conocidos y suenan raro. Para mi sorpresa, todos son naturales y además con muchas propiedades beneficiosas para la piel, lo cual demuestra que no todos los ingredientes difíciles de pronunciar son tóxicos o perjudiciales. Si no conoces un ingrediente, lo mejor es que lo busques y te informes de qué es, y así te quedas tranquila y además aprendes algo nuevo.

Esto es lo que he aprendido yo mirando los ingredientes “raros” de este jabón:

Acetyl Tyrosine (aminoácido con propiedades suavizantes para la piel), Arbutin ( agente derivado de plantas que ilumina la tez y reduce la pigmentación en manchas),  Glutathione (antioxidante super potente que genera nuestra piel de forma natural y protege de la polución ambiental y cambios de temperatura), Aminoproil Ascobyl Phosphate (derivado de la Vitamina C, que tiene propiedades anti-edad y es favorece la producción de colágeno), Allantoil (se extrae de la urea y se considera un ingrediente excelente para calmar y suavizar la piel), Tocopherol y Tocopheryl Acetate (los dos son buenísimos antioxidantes repletos de Vitamina E).

También tiene un ingrediente muy exótico que es extracto de la fruta Noni. Un potente antioxidante que combina más de 100 vitaminas y minerales, incluyendo grandes cantidades de Vitaminas A y C. Entre sus propiedades destacan la antibacteriana, antioxidante y anti-edad.

organic skin care routinePaso 2: Hidratar la piel

Antes de ponerme el serum me pongo un poco del tónico de Agua de Azahar de ANIA, que lleva sólo un ingrediente que además es de cultivo ecológico: 100% agua de azahar. Me encanta este tónico primero porque es una muy buena alternativa natural al agua de rosas,  que a mi el olor me agobia un poco. Y segundo porque noto que es super hidratante y tiene un aroma a naranja muy sutil que me encanta. Este agua va muy bien para pieles grasas y sensibles, ya que equilibra la producción de grasa y tiene propiedades antibacterianas, además de reducir estrés con sus beneficios de aromaterapia.  

Despues me pongo el serum  Glow Facial  de Biconi en la piel mojada con el tónico. Lo extiendo con una masajito por toda la cara y el cuello y también por el escote. He notado que el aceite se distribuye de una forma más uniforme sobre la piel si está humedecida. Este serum también lo uso por la mañana antes de maquilarme y también justo antes de irme a la cama. Me despierto con la piel radiante y sin nada de grasa en la cara. 

Este serum viene en un frasco de cristal reciclable, y otro  detalle que me encanta y que puede pasar desapercibido es que tiene un pulsador para dispensar el producto, y no una pipeta. Y esto supone dos cosas importantes: el producto no entra en contacto con el aire y por tanto preserva mejor sus cualidades y que no hay que contar las gotitas para ponértelo! Porque cuántas gotas hay que ponerse? 5? 8? Yo no lo sé, y me confundo…. Y como soy así de perezosa, estos detalles me gustan. Una pulsación y  listo. .  

Efectos según la marca: nutre la piel con potentes antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos esenciales para una piel sana y luminosa. En las pieles secas, sensibles o maduras ayuda a reducir la inflamación y minimizar los signos de la edad.

Mi experiencia: Sí a todo. Hidrata mucho, reduce inflamación y suaviza líneas de expresión. Además yo he notado que no deja la piel grasa y que está más luminosa.

Ingredientes* (Me encanta leer las etiquetas): aceite  de aguacate (contiene muchas vitaminas y ácidos grasos esenciales que nutren la piel y mejoran la elasticidad), aceite de camelia (antioxidante y anti-edad), aceite de coco virgen  (el rey de los aceites hidratantes. Además tiene propiedades antibacterianas, genial para los granitos),  aceite de argán  (muy hidratante y rico en vitamina E), aceite de macadamia (gran contenido en ácido palmitoleico, que es un antioxidante my potente para la piel), aceite de borago (fuertes propiedades anti-inflamatorias), aceite de girasol (con omega-6 que ayuda a regenerar la piel), aceite esencial de lavanda (anti-inflamatorio, ayuda a reducir el acné y tiene efectos calmantes de aromaterapia), aceite de geranio (limpia los poros, reduce el acné y equilibra la piell), aceite de palmarosa (regula la hidratación y producción de grasa de la piel), aceite esencial de frankincienso  (sana la piel, previene signos de la edad y sus efectos de aromaterapia reducen el estrés y los sentimientos negativos).

Se puede pedir más? Todos son ingredientes naturales, con beneficios para la piel y de cultivo orgánico. Me encanta!

Y por último, el paso más importante para tener una piel radiante es DORMIR MUCHO! Que es justo lo que voy a hacer yo en cuanto termine de darle al teclado 🙂  

Ponme en los comentarios qué te parece esta rutina eco de cuidado facial. Tú usas productos naturales para cuidarte la piel? Has notado algo diferente? Mejor? Peor? Igual que con productos no tan naturales? Cuéntamelo que me interesa mucho este tema 🙂

También puedes seguirme en Instagram – @tropikelle

Elisa

*No soy experta en botánica y las descripciones de los ingredientes están basadas en mi propia investigación por Internet. He sacado informacón de distintas fuentes, pero sobre todo del diccionario de ingredientes cosméticos en la página de Paula’s Choice, que para mi es muy fiable y siempre la he tenido de referente para buscar información sobre productos de belleza.

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

A %d blogueros les gusta esto: