enEnglish

Me ha encantado esto de descubrir marcas que utilizan tejidos rescatados y algodón orgánico. Me parece una buena forma de invertir en la mejora de mi armario. Los tejidos rescatados son una muy buena opción. Se trata de tejidos que han desechado fábricas o talleres por haber hecho un pedido excesivo. Están en perfecto estado,  pero como a ellos ya no les valen,  los tirarían a la basura.

Cuando otras marcas los “rescatan”, crean prendas nuevas con ellos, que además son edición limitada por tener sólo una cantidad determinada de esa tela. 

Pero el algodón orgánico? Eso es maravilloso. Lo más suave que has tocado EN LA VIDA! Bueno vale, el cachemir es más más suave, pero yo no puedo ponérmelo en Singapur porque me aso de calor. Así que me quedo con el algodón orgánico 🙂

Además los beneficios medioambientales de este tejido son inmensos. Más abajo te lo cuento mejor. 

 Resulta que hay una marca pequeñita en Singapur que utiliza estas prácticas. Se llama Esse y es un poco especial. En realidad todas las marcas sostenibles son especiales a su manera, pero lo de Esse fue amor a primera vista. Tiene una imagen  tan delicada y una  fotografía tan bonita … Yo es que me fijo mucho en esos detalles y es lo que  me llama la atención al final. Y además, el hecho de que utilicen tejidos sostenibles cuidando mucho la calidad de las prendas me terminó de conquistar.

La primera vez que vi un diseño de Esse  fue navegando por ZERRIN, mi tienda online favorita para marcas de moda y belleza sostenibles. Como enseguida me llamó la atención, me puse a investigar la marca.  Me estudié la web, los seguí en Facebook, Instagram, etc… 

La verdad es que todo tiene muy buena pinta. Diseño y calidad con un enfoque sostenible.

Justo como a mi me gusta.

Pero Esse tiene algo más. Ese algo especial que mencionaba antes. Tiene un estilo relajado, una esencia chic conseguida sin esfuerzo que hace que quieras probarte todo lo que tienen.

Y eso es justo lo que hice! 

Vi en su web que tienen días de puertas abiertas en el estudio en Singapur, así que pedí cita y me fui para allá. Me lo proble todo y pasé un ratito muy bueno con Alicia, la fundadora.  Me fui con tres prendas nuevas para mi armario (una de algodón rescatado y las otras dos de algodón orgánico) y una sonrisa en la cara.  

Porque esto es lo que descubrí:rescued fabrics, organic cotton

LA MARCA

El nombre “Esse” viene del Latin y significa “ser” o “existir”.  Es una palabra que nos invita a mirar hacia dentro, observar y ser conscientes del entorno. Ese es precisamente el objetivo de esta  marca: que veamos la moda de otra forma y miremos más allá. Que pensemos cómo interactuamos con las prendas y reflexionemos sobre su función y su ciclo de vida.
Esse pretende hacer moda desde una perspectiva holística y consciente durante todo el proceso productivo. Desde la sostenibilidad de los materiales que utiliza, como el tencel, el bambú o el algodón orgánico, pasando por  las costureras con las que trabajan en Ho Chi Minh y hasta la calidad del producto final.
Al comunicar todo este proceso a sus clientes y mostrar transparencia en cada paso del camino, Esse pretende ayudar a sus clientes a hacer compras informadas. Es decir, saber perfectamente qué estamos comprando y en qué estamos inviertiendo nuestro dinero.

¿QUIÉN HACE SU ROPA?

Esse tiene su taller-estudio en el corazón de Ho Chi Minh, en Vietnam.  A dia de hoy no está certificado, porque prefieren trabajar con talleres  pequeños y hacer pedidos pequeños. Ellos lo prefieren así, porque se involucran más apoyando a la comunidad local. El equipo consta de 5 costureras con las que tienen muy buena relación y que se encargan de hacer los patrones, las muestras y el producto final.
Si te interesa saber más, aquí tienes más información (en inglés)

LOS TEJIDOS

Esse utiliza tejidos “rescatados” y/o tejidos naturales como el bambú, el tencel o el algodón orgánico, causando un impacto mucho menor en el medio ambiente, ya que son biodegradables.

Los tejidos rescatados son aquellos restos de tejido que sobran en los talleres o las fábricas por haber hecho un pedido demasiado grande o porque han decidido no utilizarlo.  Al rescatarlos les dan otra vida útil ya que de no ser así acabarían en la basura.

De los tejidos naturales, el algodón orgánico es mi favorito, y creo que se merece mención especial.

Se cultiva sin el uso de pesticidas perjudiciales para el medio ambiente.  Los pesticidas comunes que se usan hoy dia son tóxicos y dañan la fauna del entorno y a los agricultores que trabajan el algodón. También pueden perjudicar a la gente que vive en los alrededores de las plantaciones, ya que es muy fácil que se contamine el agua. Hay muchos estudios que demuestran cuán perjudicial es el uso de pesticidas y cómo pueden ser los causantes de enfermedades graves e incluso malformaciones al nacer.

Pero si no te apetece leer, métete en Netflix y mira el documental True Cost para hacerte una idea de cómo el cultivo de algodón en la industria de la moda tiene efectos devastadores en las zonas donde se cultiva. 

El algodón orgánico es una alternativa estupenda al algodón corriente porque no sólo es mejor para el planeta, si no también para tu piel y tu armario. Tendrás una prenda de mayor calidad, que durará más átiempo y que no te alterará la piel. 

– ¿Cómo? ¿Alterarme la piel? 

Sí, los fuertes químicos que se utilizan para el cultivo del algodón no desaparecen cuando se confecciona la prenda. Se quedan ahí e incluso se puede poner peor la cosa si utilizan tintes agresivos para teñir la ropa. Si tienes la piel muy sensible puede que hayas notado que te pique la piel cuando te pones algunas de las prendas de tu armario. Puede ser por esto que te cuento.

El algodón orgánico además es TAN suave! Hay una diferencia enorme con el algodón al que estamos más acostumbrados… rescued fabrics, organic cotton

EL DISEÑO

Desde que comenzó a crecer mi interés por la moda sostenible, me di cuenta de que había algo que muchas de estas marcas tienen en común, y es que suelen hacer prendas muy casuales. Vamos, que para ir a la oficina como que no. Al menos a la mía… .

Y algo que me llamó la atención de Esse es que hacen prendas que precisamente son perfectas para ir a trabajar pero que también las puedes combinar de forma que sean un poco más casuales. Y a mi eso me encanta. Porque eso de tener un armario para la oficina y otro mas casual no me va nada. Me lio! 

Poder vestirme para ir a la oficina con marcas que esté orgullosa de llevar es muy difícil, pero las piezas de Esse me lo ponen algo más fácil porque son sostenibles, minimalistas, de líneas sencillas y colores neutros. Son muy fáciles de combinar con cualquier otra prenda del armario. 

El kimono de algodón orgánico es mi pieza favorita de la colección y es el que llevo en estas fotos. Me puse una mantita por encima para no eseñar mucho “muslamen”, pero es tan suave y cómodo que me encanta llevarlo para estar por casa. Lo mejor es que también me lo he puesto para ir a trabajar a modo de chaleco largo (queda por encima de la rodilla). Me encanta encontrar prendas que sean tan versátiles.  

LA FUNDADORA

La superwoman que está detrás de Esse es Alicia Tsi, una chica singapuriense encantadora que aprendió a coser cuando era pequeña. Decidió perseguir su sueño mientras trabajaba a tiempo completo para otra empresa y tomaba clases de diseño en el turno de noche. Al final dejó su trabajo para dedicarse a montar su empresa y crear Esse. 

Esse es la segunda marca de ropa que ha creado y en la que se ha centrado en la transparencia y la sostenibilidad. Después de formarse a fondo en los tipos de calidades de tejidos y en el impacto medioambiental de la industria de la moda, creo que es podemos decir que esta chica sabe lo que hace… 

Alicia tiene una visión muy positiva para el futuro de la moda. Tiene claro que esta industria ha empezado a tomar consciencia de su impacto en el medio ambiente y que cada vez más marcas incorporan elementos de sostenibilidad en su proceso productivo.
Para ella, el siguiente paso es educar al consumidor y democratizar la sostenibilidad para que se convierta en la norma. Eso es algo que yo creo que es posible. Los consumidores somos la parte más importante de esta industria, ya que somos los que generamos la demanda. Por eso mismo tenemos el poder de cambiar las cosas y de generar demanda de prendas más sostenibles. ¿Cómo? Mirando las etiquetas de lo que compramos e informándonos de cómo está hecha la ropa y quién la hace.rescued fabrics, organic cotton

DÓNDE COMPRAR

En Singapur hay tres sitios estupendos donde encontrar la ropa de Esse, uno es su propia web, el otro su estudio y por último la tienda online ZERRIN.

El estudio de Esse es ideal. El espacio que Alicia tiene para la colección encierra perfectamente la esencia de la marca. Es un espacio mnimalista que transmite sensación calma y paz. Justo la sensación que me gusta tener cuando voy de compras y todo lo contrario del ambiente de cualquier cadena de fast fashion

Alicia fue súper amable y me ofreció un código de descuento para poner el blog para las lectoras de Tropikelle. Al hacer el check-out pon ELISA20 y se te aplicará un 20% de  descuento automáticamente.  Sólo para que quede claro, yo no me llevo nada por esto, es simmplemente para tu beneficio (y el mio para cuando haga otra compra!).

Si estás en Singapur o pasas por aquí no te pierdas la oportunidad de pedir una cita con Alicia. Visitar el estudio te da la oportunidad de conocerla y de saber más sobre su aventura en el mundo de la moda sostenible, además de poder hacerle miles de preguntas como hice yo 🙂 

Ah! El descuento también te lo aplicará en el estudio si lo mencionas!

Bonus: en el estudio tiene prendas de colecciones anteriores con muy buenos descuentos! Yo me quedé con un vestido camisero de algodón “rescatado”  que me he estado poniendo sin parar! Lo puedes ver en mi Instagram @tropikelle 

Elisa

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

A %d blogueros les gusta esto: