enEnglish

Tengo que confesar que el clima de Singapur hace que hable de mi pelo mucho más de lo que me gustaría. La humedad aquí es un “problema” serio para chicas caucásicas con el pelo rizado. Hasta que descubrí esta mascarilla natural que puedo hacer en casa, mis rizos no volvieron a ser ellos. Ha sido duro el camino…

Por si lo de “chicas caucásicas” sigue resonando en tu cabeza, te quiero aclarar que en Singapur conviven muchas nacionalidades diferentes, y la distinción entre razas en conversaciones “cabelludas”  es muy común, por las diferencias tan grandes que hay en grosor y textura en unas razas y otras.  

El cabello asiático, así en general, es grueso y lacio. Has visto alguna vez a una china con el pelo encrespado? Yo tampoco.

Las mujeres chinas tienen el pelo de mis sueños, sobre todo al mudarme a vivir aquí. Yo estaba muy contenta con mis rizos hasta entonces! El caso es que no sé si se hacen algo en el pelo, yo creo que no, pero es como si se hicieran tratamientos de keratina todo el tiempo! 

natural hair mask for curly hairLa humedad era mi amiga

Hasta que dejó de serlo…

Yo era de las que les encantaba como se quedaba mi pelo con clima húmedo (o sea, en la playa) porque hacía que mi rizo se rizara más y que luciera más bonito e hidratado. No sé, se me hacía un rizo chulo y me gustaba. A lo mejor era por la brisa marina, qué se yo! 

El caso es que me he dado cuenta de que hay distintos tipos de humedad, y por desgracia para mi pelo (pero por suerte para todo lo demás en mi vida) vivo en Singapur, donde la combinación de 30º Celsius y una media de un 85% de humedad es una pesadilla para los rizos. 

La humedad de Singapur hace que el rizo se separe, se encrespe y que no sepa qué hacer con mi pelo. No me había pasado nunca. Siempre he tenido la suerte de tener un cabello que necesita poco mantenimiento. Yo me lo lavaba con champú y acondicionador, me ponía mi crema de rizos de Moroccan Oil (que me sigue encantando) y ale, a la calle. 

Pero desde que vivo en Singapur mi rutina de cuidado del cabello ha cambiado bastante y el tema es serio: 

  1. Dos champús diferentes que alterno. El hidratante de coco de IGK Hair y el clarificante de Biconi. 
  2. Dos acondicionadores, el de Biconi que hay que aclarar y uno que no necesita aclarado que me pongo después porque si algo necesitan los rizos es h i d r a t a c i ó n. 
  3. Una toalla de microfibra que no estoy nada orgullosa de haber comprado, pero situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Por lo visto el famoso método “curly girl” dice que la necesito en mi vida. Así que está en mi vida. 
  4. Un montón de productos de estilismo de rizos diferentes que me da vergüenza nombrar porque me faltan dedos para contarlos… 
  5. La mascarilla natural que me hago yo en casa y que me dejo puesta por la noche.

De todo lo que he nombrado, con lo único que he notado diferencia en la forma del rizo y el encrespamiento ha sido con la mascarilla natural. Y la verdad es que aunque tienes que comprar unos cuantos aceites (si es que no los tienes ya por casa) al final es el producto más barato y más duradero que utilizo para los rizos. Además los aceites los uso para otras mil cosas, son multiusos! 

Así que voy a dejar de contarte mi vida y me pongo con la receta de esta poción maravillosa para los rizos.

Receta de mascarilla natural para pelo rizado 

Esta mascarilla la utilizo una vez por semana. Me la pongo un buen rato antes de acostarme y me la dejo para que actúe toda la noche. Esto no es estrictamente necesario, pero sí que es muy recomendable porque se nota la diferencia. Si te preocupa manchar las sábanas de aceite, deja de preocuparte. Con ponértela una hora antes de irte a dormir y recogerte el pelo en un moño te sobra. No pasa res. 

El motivo por el que me la dejo puesta mientras duermo es porque así se absorben muy bien todos los nutrientes y se hidrata mucho el cabello. Piensa que después te lo vas a lavar y eliminar todo ese aceite, por lo que es mejor que actúe todo el tiempo posible.

También te la puedes poner 1 ó 2 horas antes de lavarte el pelo si quieres algo más exprés, pero te recomiendo que aunque sea un día te la dejes por la noche y veas si notas diferencia. Yo te puedo decir que el dia que lo hago, se me queda PELAZO!! 

natural hair mask for curly hairLo que necesitas: 

  1. Aceite de coco – super hidratante, lleno de vitaminas y encimas que nutren el cabello y el cuero cabelludo. 
  2. Aceite de Jojoba – muy hidratante también, sella la humedad y ayuda a definir el rizo 
  3. Aceite de Argán – hidrata, evita encrespamiento y aumenta la elasticidad del cabello. Una joyita. 
  4. Aceite esencial de Romero – tiene propiedades anti-inflamatorias y nutre el folículo del cabello. También le da un aroma maravilloso a esta mezcla de aceites. 
  5. Cápsulas de Vitamina E – promueve la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, evita encrespamiento y hace que el pelo brille mucho. 

Yo me hago la mezcla en un botecito de cristal donde venía un serum de Tata Harper (Tip: guarda los botecitos de cosméticos que tengas que sean de cristal, van genial para decantar productos cuando viajas o para hacer DIY en casa).

Te recomiendo que el envase que utilices sea de cristal, porque en los de plástico se queda mucho residuo (al final da un poco de asquito)  y es muy difícil de eliminar si lo quieres reutilizar para otra cosa. 

Método:

Relleno la mitad del bote que utilice con aceite de coco, porque es el tipo de aceite que le va mejor a mi pelo (el de aguacate también va genial). El resto del bote lo relleno con aceite de Argán y de Jojoba a partes iguales. Dejo un poquito de espacio para poner unas 5 gotitas de aceite esencial de romero y las cápsulas de Vitamina E (pínchalas con algo afilado y exprime el líquido). Si utilizas un bote grande, añade alguna gota más de aceite esencia y una cápsula más de Vitamina E. Esto es a ojo. 

Es fácil, eh? Me encanta lo sencillo que es hacer esta mascarilla y la cantidad de tiempo que dura! 

No te preocupes por las medidas, adáptalas al tarro que vayas a utilizar. Recuerda que no tiene que ser muy grande porque sólo necesitas el equivalente a dos o tres cucharaditas de la mezcla para cubrir el cabello. Si tienes el pelo cortito con una cucharadita te irá bien, pero vamos, eso lo notas tú misma cuando te la pones. 

Tampoco te agobies con los tipos de aceite. Puedes hacer mezclas en casa y probar distintas combinaciones con lo que tengas. El aceite de oliva también va genial. Y el de menta o hierbabuena en vez de romero. Yo utilizo mucho este trio de  aceites que me regalaron de Biconi porque son perfectos para combinar y les doy un montón de uso. Si te apetece probar algo de esta marca que a mi me encanta y recomiendo 100%, con el código ELISA20 tienes un 20% de descuento en el check-out. Puedes ver más cositas de Biconi que me encantan en este post.

Ah, una cosa más!

También tengo recomendación para las perezosas o las que no tenéis tiempo de andar comprando aceites y haciendo mezclas y pociones! Este aceite para el pelo es 100% natural y también me encanta como mascarilla!

Cuéntame si te animas a hacerte una mascarilla de aceite en casa o si tú tienes otra receta que te vaya bien!

Besitos!

Elisa

A %d blogueros les gusta esto: